Cannes 2015. Día 10: el valle de la muerte

mayo 25, 2015

Sin ánimo de criticar, creo sinceramente que los periodistas cannoises han confundido el significado de la escena final de la última película de Michel Franco, que tanto ha aborrecido por estos lares y, sin embargo, a la que estas líneas escribe le ha parecido algo bastante defendible. Me parece además curioso este rechazo a una película que comparte tantas tablas con la Amour que triunfaría no hace mucho aquí, además de siendo como es Cannes un lugar que acoge el cine de autor de no tan difícil digestión y habiendo logrado este mexicano en su breve filmografía ya un estilo y unas temáticas muy propias. Vale, puede que lo suyo sea una mirada higiénica, aplicándole (más bien quitándole) recursos a su cine de género dramático emparentándole así con el etnográfico y no logrando exprimir los beneficios de ninguna de las dos fórmulas. Se queda contento con sus planos sostenidos, con su registro actoral frío y cálido, y dejando para el espectador la idea de si lo que ve se queda más cercano a la realidad o a la ficción… a punto de caramelo.

Volviendo con el tema, tampoco creo que lo que haya hecho esta vez en la medidísima hora y media que dura Chronic sea un cuento moral sobre la eutanasia (como Después de Lucía no era una película estrictamente sobre el bullying), sino acariciar con distancia y respeto todo el tema de la enfermedad crónica, vista desde la medicina, las cuestiones prácticas de la vida y el existencialismo dejando en suspensión la respuesta a si la vida es en sí misma una enfermedad crónica, que se puede ver tanto en las historias de sus personajes como sobre todo del piadoso Tim Roth, ese que con sutileza se aferra en sus sistemáticas rutinas al codiciado cariño que los clientes tienen en sus últimos días y que con dos salidas de tono en los momentos más justos hace notar que lo de su forma de actuar no es desidia ni fervor vocacional, es otra cosa. En Chronic las calles son residenciales y las viviendas luminosas porque ya impone bastante respeto  la muerte, impasible. Más allá está el final, que es importante en tanto que le da una comprensión total al filme y que no debería sorprender a los que se enfrentaron ya a la mentada Después de Lucía.

Chronic es una exposición de hechos. Son las notas, las irrelevantes y las reveladoras, a un caso que pese a su exhaustividad no nos permite cerrar con la satisfacción de la claridad. Hay unas elecciones que no terminan de encajar con lo que se plantea, como que la cámara no siga a Roth en todos los planos de la película o la insistencia en retratar la vida dentro del coche que parece cobrar relevancia en sus películas. Pero sin que sea el suyo un cine soberbio parece que Franco se enfrentará a más palos de los que merece, por su pretenciosidad y por la fácil comparación que se hará de lo expuesto con el cine de Haneke. Parece que no todo el mundo quiere, se interesa o está capacitado para enfrentarse a la desnuda violencia de la cotidianeidad, y hay que respetarlo.

La que sí parece ser una una violencia que conquista y que no cansa jamás es la del narcothriller de acción, ese que está muy bien realizado, con grandes y carismáticas estrellas en los papeles protagonistas, con momentos para la sorna canónica y que tiene tanto de original como de relevante. Aunque no siempre pretende hacer una cinta personal (como definitivamente tampoco parece que intente hacer aquí) sí es cierto que Villeneuve es un buen director dotado con el sentido del ritmo, pero a estas alturas de la crónica festivalera no estaba entre nuestros anhelos encontrarnos con una cinta comercial de domingo por la noche. Aun así:

Ciudad de Juárez, el FBI, agentes políticos, reyes de la droga, una líder de un comendo especial con mucho que demostrar y unos cadáveres escondidos en las paredes de los pisos mientras que otros están colgandos en mitad de la calle. Sicario tiene su poquito de crítica a cada uno de los sistemas para darle modernidad; su análisis nihilista de la realidad para acomodar a sus espectadores potenciales; ecos al Traffic de Soderbergh porque también hay que mirar a los clásicos recientes; y algunas aventuras formales como esa introducción en los túneles imágenes de visión nocturna mediante y su pretensión de conferirle un halo misterioso en un entorno exótico que haga a su historia única, como debería ser en estos tiempos de la revisión y readaptación del tropo que nos emocionan en los titulares de las críticas, pero que en realidad termina juega en contra de esta Sicario logrando que la comedia o el bostezo nos sobrevenga a medida que descubrimos lo rudimentario y previsible de los acontecimientos.

Entiendan esto como unas palabras ya desde un cuerpo y unos ojos cansados, que seguramente verían con mayor entusiasmo esto en otro momento. Y que a pesar de lo mencionado sigue teniendo cosas sobresalientes, concretamente esa curiosa relación que se establece entre la protagonista del film, Emily Blunt y el antagonista, un Benicio del Toro convincente. Nuestro diagnóstico: no es un problema de talento, sino de cobardía.

Terminamos nuestra crónica anual de un Cannes que, como siempre y como para todos, nos ha dado grandes alegrías que hacen que todo merezca la pena. Como habréis adivinado, hay películas de las que no hemos hablado. Necesitamos el reposo de sus visionados, aquí imposibles. Necesitamos la perspectiva. Necesitamos dormir. Pero no os íbamos a dejar sin la oportunidad de poneros los dientes largos. Otros tendrán la suya, pero nuestra lista de lo mejor de Cannes 2015 es la siguiente:

TOP PELÍCULAS CANNES 2015

The Assassin – Mad Max: Fury Road
Son of Saul
El Abrazo de la Serpiente
Mountains May Depart
The High Sun
Louder Than Bombs
One Floor Below
Arabian Nights
Inside Out
Carol

Actualización: después del increíble anuncio de que la Sección Oficial se ha marcado un Un Certain Regard dándole la Palma de Oro a Dheepan de Jacques Audiard, la favorita de exactamente cero personas (sospechamos que para contener la posible guerra que se había abierto entre los frentes críticos -je-), nos hemos ido de aquí sin haber visto la ganadora del certamen. En el fondo, no podía ser de ninguna otra manera.

FacebookTwitterGoogle+Pinteresttumblrbuffer

Etiquetas: , , , , ,

One Comment

  1. […] de seguir, aquí os dejamos las críticas de algunas películas que se pasaron por el Zinemaldia: Chronic, Sicario, El Abrazo de la Serpiente, Our Little Sister, Son of Saul, Mountains May Depart y, por […]

Leave a Comment